lunes, 17 de septiembre de 2012

Calentamiento global en Bolivia

                                  Bolivia con un futuro sin agua
Mientras la cumbre de Copenhague busca un acuerdo histórico para reducir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, el calentamiento global hace estragos en América Latina. Bolivia es uno de los países más afectados. El derretimiento de sus glaciares y la sequía dejarán sin agua a millones de habitantes en muy pocos años. ¿Qué opinan los científicos? ¿Qué están haciendo las autoridades? Observador Global viajó a La Paz y registró la lenta muerte de sus gigantes blancos.
Imagen de Bolivia, un futuro sin agua
1940-2009 - Lo que queda del glaciar Chacaltaya.
Desde hace dos años, y con mayor dramatismo durante los últimos meses, distintos organismos internacionales publicaron informes sobre los efectos del cambio climático a nivel mundial. Las Naciones Unidas, el Banco Mundial, organizaciones ecologistas y paneles de científicos se convirtieron en los voceros de lo que le espera al planeta en el corto y mediano plazo.

En las últimas semanas nos llamó la atención la actualización de algunos de esos informes que, con nuevos análisis y datos corregidos, arrojaron conclusiones aún más negativas, casi apocalípticas. Derretimiento de glaciares, aumento de la temperatura, sequías, inundaciones masivas, falta de agua en grandes ciudades, aumento de los niveles de los mares. Uno de los datos más estremecedores es que estos pronósticos se harán realidad en pocos años.


Alerta naranja por calentamiento global en Bolivia

06/11/2009 - 22:47:59
                                                                         LA PAZ
El Consejo Nacional para la Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencias (Conarade) declaró el viernes estado de alerta naranja y ordenó una evaluación rigurosa de los daños causados por el calentamiento global y el meteoro El Niño en Bolivia.
    "La presencia de El Niño, con sequías en cuatro departamentos, nos pone una alerta naranja a todos los que componemos el Conarade, como también a las prefecturas y municipios (de los distritos) donde existe escases del agua", declaró el viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco.
    El anuncio se produjo después de una reunión extraordinaria de la entidad.
    En consecuencia, se resolvió activar, "a nivel nacional, departamental y municipal", las 24 horas del día, el contingente Centro de Operaciones de Emergencia (COE), para filtrar todos los requerimientos necesarios de cada municipio afectado por la sequía.
    Maridaje de corrientes de agua caliente intramarinas y alteraciones atmosféricas en el Océano Pacífico, El Niño ha desatado, desde su primera aparición en Bolivia, en la década de los años ’80, un fenómeno combinado de sequías y feroces aguaceros en la Cordillera de los Andes y su área de influencia.
    El desplazamiento de una comisión conformada por delegados de ministerios bolivianos y la cooperación internacional, busca evaluar los daños causados por fenómenos telúricos, una alta mortandad de ganado, comunidades afectadas por sequía e inundaciones y la cantidad de hectáreas de producción afectadas entre otros.
    "A nivel nacional hay 8.500 familias afectadas de acuerdo a Defensa Civil", precisó el Viceministro.
    La comisión también se aferró a la continuidad del decreto supremo 19.770 para contrarrestar los efectos de la sequía, que dispone que los municipios que no estén incorporados podrán registrarse mediante una resolución biministerial.
    Tuco también informó que el tema de riegos se barajará de manera transversal.
    Dijo que se asignado una partida de 3 millones de dólares, de fondos públicos, a nivel nacional para el suministro asistencial de alimentos, vituallas y medicamentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada